Make your own free website on Tripod.com

 

 

  Santa Maria Tecuanulco ( )


   Con aproximadamente ochocientos habitantes, Santa Maria Tecuanulco, es todavía una de las pequeñas poblaciones que aun conservan sus usos y costumbres, según tradiciones heredadas de generación en generación.


Es por eso que visitamos este bonito poblado con la finalidad de saber un poco mas de sus raíces, de viva voz de la gente. Platicando con Don Juan López, nativo de Sta. Maria Tecuanulco, nos comentaba que en la actualidad, el pueblo, a pesar de conservar aun su esencia, ya no es nada de lo que era hace mas de 50 años, dice Don Juan: Cuando yo era niño podía verse apenas una casita por aquí, otra por aya, la verdad es que si había unas treinta casitas, era mucho...


Este amable señor nos contó que todas las casitas en ese entonces eran de adobe y que para poder ver por las noches utilizaban unas pequeñas lámparas de petróleo; quinqué!, le comente... , a lo que me respondió Don Juan: no eso ya era mucho lujo, eran simplemente unas latas que llenábamos con petróleo y a la que poníamos una como corcho latita con su pabilo, o si no, íbamos al monte a cortar ocote, este lo partíamos en cuatro y con la babita que soltaba se prendía y duraba toda la noche, ¡eso si! al otro día amanecíamos apestosos a ocote y con la sensación de que había mucho polvo en el ambiente...


Afortunadamente esto cambiaria para el año sesenta, año en que el servicio eléctrico llego al pueblo, aunque no fue nada fácil, puesto que según lo que nos contó Don Juan, fueron las mismas personas del pueblo, las que se encargaron de subir poste por poste al cerro y de bajarlos a los barrancas.
El burro, era en ese entonces el único medio por el que podía trasladarse la gente hacia los pueblos mas cercanos, aunque no se hacia con mucha frecuencia, ya que según solo "bajaban" a vender leña, aunque la mayoría de las ocasiones, esta venta la realizaban en el centro de Texcoco, leña por la cual pagaban alrededor de 60 centavos por carga (un burro cargado de leña), lo cual aun para la época era muy poco, aunque según Don Juan no se necesitaba mucho dinero ya que no había en que gastarlo, pues no conocían ni el televisor, ni la radio, ni tantas otras cosas que se usan hoy en día. De hecho Don Juan nos prometió que en otra charla nos invitaría un pulque "del bueno" y nos mostraría algunas monedas de aquel entonces que ya no alcanzo a gastar.


Después de un rato y de haber platicado con Don Juan muchas cosas mas, la  nuera de Don Juan, nos comentaba que existen tradiciones, las cuales han pasado de generación en generación.


Tal vez hemos escuchado alguna vez, que antes se acostumbraba a robarse a las novias, pues la señora, me cuenta que aun en la actualidad se lleva a cabo esta practica, aunque no es el simple hecho de robarse a la novia, pues según la tradición, después de "la robada", el novio, al momento de regresar a la joven, deberá llevar un chiquigüite de pan, chocolate, canela y cigarros, los cuales serán entregados a la familia de la novia en señal de perdón, posteriormente la familia de la joven se encargara de preparar chocolate con lo llevado por el novio, para así recibir a este con su familia y así formalizar el compromiso.


Otra costumbre que me llamo la atención fue la del 2 de noviembre, día de muertos, esta además de la tradicional ofrenda, comprende el regalar una canasta de fruta, pan y un par de cirios, esto por parte de los ahijados a los padrinos, para lo cual los padrinos ya estarán esperándoles con mole y otros guisos tradicionales; bonito! o no?, la verdad es que la gente es tan sencilla y amable que no dudaría en irme a vivir para allá, por desgracia para mi, la venta de terrenos o bienes en el pueblo, no esta permitida a gente de fuera, por lo menos esto a ayudado a que en gran parte todas estas costumbres no se hayan ya perdido.


La educación escolar, incluye en su programa de estudios, la enseñanza de la lengua náhuatl, y a diferencia de otros lugares, con solo platicar con la gente del pueblo es posible percatarse de las ganas de progresar que tienen estas personas, pues actualmente se han abierto paso de distintas formas, entre las que destacan la floricultura, la maquila y la música, esta ultima rindiendo buenos frutos.


Actualmente el pueblo cuenta con todos los servicios, caminos y carreteras (en muy buen estado), luz, teléfono y agua, esta ultima cabe destacar que se usa con mucha cautela y se administra de una forma muy peculiar, ya que cada día de la semana se abastece una zona del pueblo distinta y en otros días se usa para el riego, lo cual habla de una gran cultura con lo que a esto respecta, ya que si de agua se trata Sta. Maria Tecuanulco la tiene en abundancia, sin olvidar que cuenta con bellezas naturales como lo son sus manantiales.


La verdad es que este reportaje tiene mucho mas de lo que podríamos hablar, pero por ahora lo dejaremos para otra ocasión...

 


Agradecemos la ayuda y colaboración de  el señor Juan López y su familia, quienes amablemente nos brindaron su confianza para poder lograr este reportaje.

 

 

Este sitio se ve mejor con Nestcape 7.0 o superior y con Internet Explorer 5.5 o superior
 vivetexcoco.com requiere
Macromedia Flash Player

 

www.publitex.3a2.com - www.coppel.com

Derechos Reservados © Copyright 2004 vivetexcoco.com